Muchos haitianos, por más difícil que su situación sea, no piensan en la posibilidad de regresar a su tierra natal. Ecuador se ha convertido en un punto de tránsito para muchos haitianos que tienen como mira final la Guyana francesa o Brasil...

Félix llegó con la idea de que Ecuador era un destino temporal y no pensó mucho en la mitad del mundo cómo su nuevo hogar. Su situación de perseguido polítíco, debido a su afiliación política lo llevaron a abandonar Haití en enero del 2008. Su novia, Emilienne llegó al Ecuador buscando a Félix, un mes después. 

Félix y Emilienne tienen un hijo de 3 años, David, quien nació en Ecuador y los ampara en cuestiones migratorias. Félix cuenta con un carné de refugiado y Emilienne es residente. Su interacción con ecuatorianos, es limitada, por lo general se trata de agentes que les ayudan en el proceso migratorio de ONGs que trabajan con refugiados. 

Félix menciona que en el Ecuador no hay oportunidades para refugiados. Emilienne está de acuerdo. "A una amiga mía que fue a buscar trabajo cómo empleada en una casa le dijeron : aquí, no trabajamos con negros" 

Félix y su familia en su hogar en el comité del Pueblo

Juan Pablo Viteri, antropólogo, nos cuenta sobre la vida para la comunidad haitiana en Quito.